Aumento

Mujer digna bella y bendecida

Agencias matrimoniales catolicas – 63489

Conócete Cuando un católico se enamora. Estoy seguro que se escuchan grillos. Todos nos hemos enamorado y sabemos lo lindo que es y lo rico que se siente experimentar el amor hacia otra persona. Católicos y no católicos nos enamoramos, hacemos locuras por amor, brota en nosotros un héroe valiente y que bordea la imprudencia, que se anima a cualquier tipo de aventura con tal de ganar el corazón de la persona deseada. Te invito a retroceder en el tiempo y revisar en tu corazón los archivos guardados de aquellos momentos en que quedaste encandilado por una persona que se robó tu corazón sin haberte dicho una sola palabra incluso sin saber de tu existencia y mires cómo es que un católico va reaccionando a medida que se enamora. Ni siquiera es necesario que el amor sea correspondido, uno simplemente con el hecho de amar, ya camina sobre las nubes.

Svamp.eu - Cuando un católico se enamora.

Se pudo leer en muchos apuntes suyos que había escrito después de ejercicios espirituales, pues, como ella daba esa importancia tan grande a la bendición, decía que, pues, que tenía que ser santa, que tenía que estar en gracia y que eso denial se puede hacer sin rezar. La gente que la conoció decía que, pues, que estaba entusiasmada con la vida. Entonces, durante toda su lozanía, trabajó muchísimo para formar a las a las jóvenes y a las niñas de la acción católica. La medicina no la veía solamente como un trabajo, sino que ella lo había experimentado como la misión que Dios le pedía a ella que hiciese en este mundo. Ella se planteó, pues, Dios me puede llamar, a la vocación matrimonial, formar una familia cristiana, o a la afición religiosa. Ella decía, que cualquiera de las dos vocaciones era a la maternidad, porque era a dar biografía. Entonces, por fin conoció a Pietro Mola, un ingeniero y empezaron un tiempo de noviazgo, que para Ayana fue un tiempo también de adentrarse mucho en su vida espiritual, agigantar todavía en la oración, y por supuesto, como siempre una acción de gracias constante. En mil novecientos cincuenta y cinco, fue su boda, cheat Pietro, después de seis años, tuvieron tres hijos, que ella decía que eran tres soles, tres bendiciones de Dios. Fue una mujer que trabajó muchísimo, porque durante todos estos abriles atendió su trabajo de médico y también su familia.

646 647 648 649 650 651 652 653 654